fbpx
FAQ_PNG
Nuestra veterinaria es especializada en nutrición canina y miembro activo de la Raw Feeding Veterinary Society. Ella formula una variada serie de dietas rotativas en donde cada ración cumple de acuerdo a parámetros de la NRC (“National Research Council”), asegurándose que estén 100% equilibradas para satisfacer la totalidad de los requerimientos nutricionales de cada integrante de tu manada para cada etapa de su vida.
Muy alta. Todos los ingredientes que escogemos cuentan con certificación sanitaria para el consumo humano por lo que lo hacen fuentes confiables y libres de patógenos. ¡Esto significa que tú igual podrías probar su comida si gustas!

Estos ingredientes, además de ser completamente lavados y sanitizados siguen una serie de procesos y procedimientos que garantizan la inocuidad del producto en toda su cadena de producción, almacenamiento y distribución cuidando siempre de no alterar su composición.
Siempre que cambiamos a una nueva alimentación necesitamos hacerlo de manera gradual para evitar una “disbiosis”. Esto significa: un desequilibrio de su microbiota intestinal (Puedes aprender más sobre esto aquí).

Si eres un cliente nuevo, la primera semana de alimentación para tus perros la iniciaremos con una transición de la alimentación anterior a la alimentación Alpha. En la ‘guía de usuario’ que recibirás junto con tu primer entrega está explicado en detalle todo lo que necesitas saber sobre su transición. Además estamos nosotros para asesorarte en cada momento.

Si tu perro es delicado del estómago, trabajaremos con un método de transición personalizado.
¡Lo haremos juntos bajo nuestro asesoramiento! Recomendamos hacerlo de forma gradual. Junto con tu alimento te llegará una guía explicando el paso a paso, si tienes alguna duda en el camino puedes contactarnos. Aquí te dejamos un enlace donde puedes aprender más sobre el cambio de dieta gradual.
Cada bolsa contiene la cantidad de alimento diaria específica para cada miembro de tu manada y viene listo para ser devorado. Para servir puedes hacerlo directamente desde la heladera, cortando la bolsita y dividiendo en 2 a 3 porciones directamente a su platito. Si quieres también puedes calentarlo en un sartén (no más de 2 min en el fuego). Recuerda, no recomendamos el uso del microondas ya que se pierden nutrientes usando este método.
¡El alimento llega listo para comer! Lo único que debes hacer es descongelarlo ya sea remojándolo en agua tibia o con baño maría. Si gustas también puedes calentarlo un poco en una sartén o dárselo directo del refrigerador. ¡Como a tu perro le guste más! No te recomendamos calentar habitualmente este alimento (y en general, ningún alimento) en microondas ya que se pierden bastantes nutrientes y puede llegar a cocerse de más.
Es absolutamente necesario. No utilizamos conservantes en el alimento, nos ocupamos de producirlo y enviártelo para que le llegue lo más fresco posible al paladar de tu manada. Para tu conveniencia, te mandamos cada ración diaria en envases sellados al vacío con el alimento congelado pero listo para ser consumido posterior descongelamiento.

El alimento, apenas sea recibido en tu casa, debe mantenerse congelado procurando no cortar con su cadena de frío hasta el día de ser consumido por tu familia canina. Una vez descongelada cada bolsita de alimento diario, puedes mantenerla guardada en el refrigerador por uno o dos días para que se conserve de manera adecuada. Puedes darle la comida directamente del refrigerador sin necesidad de recalentarla.

Si tu perrito no se comiera la ración de su plato por algún motivo, te recomendamos volver a refrigerarla. Procura evitar que la comidita en su plato se mantenga en la intemperie por más de una hora.
Recomendamos en general para perros adultos (mayores a 7 años) alimentarlos entre 2 y 3 veces al día (procurar nunca darle solo una comida al día). Para cachorros y perros de tamaño ‘toy’ (miniatura) recomendamos proporcionarle entre 3 y 4 veces al día su comida. Para los casos de dietas terapéuticas, tenemos recomendaciones especiales y particulares según sea el caso. Junto a tu alimento te llegará nuestra guía de uso con más detalles.
Nosotros formulamos las recetas específicas para tu perrito en base a las kilocalorías diarias que requiera su organismo para prosperar así que no pasará hambre, puedes estar tranquilo y dejar este tema en nuestras manos. De todas formas, es más que normal que su requerimiento calórico cambie con el paso del tiempo ya sea por cambios en su etapa de vida o en su actividad física, por mencionar algunos. Lo importante es estar atentos a estos cambios y, en función a ellos, iremos ajustando su cantidad de comida según sea necesario, ¡es parte de nuestro día a día, estamos para servirte!

Nota: Algunos perritos se quedan relamiendo su plato: aunque pareciera que es por hambre, ¡esto normalmente quiere decir que les encantó! Recuerda que un perro puede comer sin parar y sin importar las cantidades. La forma en la que puedes medir si tu perrito anda bien, es controlando periódicamente su peso. Te recomendamos pesarlo al menos una vez al mes al iniciar su plan. Esto nos ayudará a ambos a conocer su peso ideal en cada etapa de su vida, ¡estamos para asesorarte!
Es normal que notes que tu perro pide más ya que ellos rara vez o nunca llegan a mostrarse saciados, más aún cuando algún alimento les gusta, siempre van a pedir más.

Las raciones diarias las calculamos de acuerdo a su necesidad metabólica específica por lo que quedará satisfecho y no pasará hambre.

Si aumentamos la cantidad de comida, debemos tener cuidado de que aumente de peso.

Si aumentas su nivel de ejercicio o actividad física diaria, o bien, si tu perrita entra en etapa de gestación, te pedimos avisarnos para que ajustemos la porción de su dieta.
Para garantizar que su alimentación esté completamente equilibrada te recomendamos procurar darle de manera exclusiva del alimento ALPHA a tu manada. No nos hacemos responsables por cualquier otro alimento que consuma, ya sea de manera regular o esporádica. Sin embargo, si quieres optar por darle el 50% (la mitad de su dieta) con nuestra comida Alpha, te recomendamos ponerte en contacto con nosotros para asesorarte, formulando un plan mixto adecuado.

Por norma general, no debes mezclar en un mismo plato nuestra comida con alimentos secos (croquetas); lo ideal es hacerlo en horarios distintos de comida, p. Ej: uno para comida seca y otro para la comida ALPHA, con la excepción de que sean los primeros días de transición de su dieta anterior a nuestra alimentación.
La diferencia en la cantidad se debe, principalmente, a que las croquetas son un alimento seco que ha pasado por muchas etapas de ultra procesamiento, llevándolo a contener menos del 10% de humedad. Esto hace que cada croqueta sea bastante concentrada.

Por otro lado, nuestro alimento, al tratarse de comida real en su estado natural, contiene más del 70% de humedad ya que no cuenta con ningún tipo de conservantes ni colorantes ni es sometido a ninguno de esos procesos intensivos (extrusión, calentamiento, etc.) presentes en las croquetas.

Esto hace que la cantidad de comida sea mayor, no obstante, su contenido nutricional está totalmente diseñado de acuerdo a la necesidad particular de tu perro. Al ser Alpha un alimento húmedo, esto también ayuda mucho a la hidratación de tu(s) perrito(s) aportándole un mejor apoyo renal entre otros beneficios.
En principio, no. Nosotros seguimos la filosofía de trabajar con dietas biológicamente apropiadas para la especie. Utilizamos como ingredientes: proteína animal, huesos carnosos, vísceras, vegetales, carbohidratos como: arroz integral, camote o quinoa, linaza, suplementados con vitamina E natural, D3, aceite de coco y/o aceite de pescado, entre otros. Todos balanceados bajo parámetros de la NRC (National Research Council) y según el requerimiento de nutrientes de cada caso particular.

Nosotros no nos basamos en porcentajes de cada ingrediente como normalmente funcionan las dietas BARF. Seleccionamos los ingredientes de acuerdo a la necesidad de cada perro. La proteína animal y los huesos carnosos son semi-crudos mientras que los vegetales son cocidos al vapor y los carbohidratos hervidos para su mayor aprovechamiento.
Si tu perrito tiene alguna alergia alimentaria, otitis crónica o problemas de piel, menciónalo en el formulario de creación de su perfil nutricional o en tus primeras consultas con nuestra doctora para que diseñemos un plan más específico para él. La experiencia nos muestra que, en muchos casos, a estos perritos un cambio a una dieta natural es la solución definitiva a sus problemas.

¿No encuentras lo que buscabas?