fbpx

¿Se puede aburrir mi perro de su comida?

Muchas veces solemos encontrarnos con que nuestros peluditos pierden el interés por su alimento. Y aquí nos preguntamos ¿Puede ser que se cansó de su comida? La respuesta no es tan simple.

Los perros tienen distintas personalidades, tamaños y pesos pero algo que tienen en común es su amor por la comida. Una disminución o ausencia de apetito en perros siempre tiene que ser una alerta ya que puede tener muchas causas como estrés, malestar físico, alguna alteración en su ambiente o rutina, un nuevo miembro en la familia (peludo o de dos patas) o un cambio repentino en su alimento. Depende mucho de la sensibilidad y carácter del animal

(Puedes ver a profundidad las posibles causas en: https://alpha.bo/como-alimentar-a-un-perrito-manoso/)

Los perros no se cansan de su comida tan fácilmente como ocurre en los humanos, ni tampoco tienden a ser escogedores como los llamamos muchas veces. Si estás en casa con la preocupación de que tu peludito se rehúsa por completo a comer su alimento o come menos de lo normal, ¿qué debes hacer? Lo primero es descartar si no es debido a un malestar físico (digestión lenta, exceso de alimento o alguna enfermedad de base) es importante analizar a tu peludito de una forma integral. 

Si el problema es netamente conductual te estas encontrando frente a una aversión al alimento, aquí te dejamos algunas recomendaciones para combatirlo:

Si come croquetas como fuente única o principal de alimento, ¡te recomendamos combinarla con comida fresca! Para esto es importante ajustar las cantidades y que le des entre carnes y verduras con moderación, podemos ayudarte a armar su plan mixto (conocemos a muchos peluditos que ahora aman su hora de comer).

Ahora si tu peludito ya come solo comida fresca pero aun así necesita más estímulo aqui te damos algunos consejos que podrán ayudarte: 

  1. Añade agua tibia

No tengas miedo en variar la textura del alimento, la temperatura. Añadir un chorrito de agua tibia o caldo de hueso (Bone Broth) y mezclar bien su comida puede resultar más apetitoso para muchos perros ya que el gusto de textura y temperatura puede variar de acuerdo a cada uno. 

  1. Mueve sus horarios de comida

Algunos perros no se acostumbran a comer muchas comidas en el día y quedan más contentos con solo 2 veces y muy rara vez 1 al día. La cuestión aquí es descubrir en qué periodo del día tu peludito tiene más hambre, puede ser mañana y noche o mediodía y en la noche. Lo importante aquí es que una vez que encuentres los momentos del día te mantengas con esos horarios de forma consistente para crear una rutina y aprenda sus horarios. 

Al momento de servir el alimento, si no presta interés en él, te recomendamos dejarlo a disposición por 20 a 30 minutos y luego retirarlo. Así comprenderá los momentos que le toca comer. 

  1. Levadura de cerveza

Se ha visto que añadir un toque de levadura de cerveza le añade un sazón irresistible para algunos peluditos. La levadura de cerveza está hecha de un hongo llamado Saccharomyces cerevisiae que, además de agregarle un sabor distinto a la comida, contiene aminoácidos y algunos nutrientes, entre ellos y en mayor cantidad, vitaminas B. Antes de añadirlo conversa con tu veterinario de cabecera para que apruebe su uso y vean la cantidad correcta, podemos ayudarte. Inicia con una cantidad baja como extra. 

  1. Grasas saludables

Si con ninguno de los tips anteriores te funcionó es hora de sacar el as bajo la manga. ¡Es hora de sacar el pescado! Muchas veces el aceite de anchoas o anchovetas es de mucho apoyo (inicia con un chorro pequeño y, poco a poco, disminuye más hasta que solo sea la esencia). Incluso puedes añadir unos pedazos de anchoas o sardinas al agua. Aparte de ser delicioso para ellos, no olvidemos lo beneficioso: TIENEN ALTA CONCENTRACIÓN DE OMEGA 3

OJO si bien el atún al agua provee sabor a pescado, este no trae los beneficios que traen los otros pescados mencionados anteriormente, además que tiene un nivel de sodio mucho mayor (factor no deseado en exceso).

Estamos para guiarte, tener un peludito en casa puede resultar frustrante tanto para el guardián como para el perrito. Es importante tener paciencia ver las alternativas, descartar enfermedades y si es muy persistente apoyarnos de un etólogo también.

Dra. Paloma Medina Salas
MÉDICO VETERINARIO NUTRICIONISTA
ALPHA – ALIMENTO EVOLUTIVO CANINO