fbpx

Hocicos inquietos: los perritos mordedores ¿por qué lo hacen y qué hacer con eso?

Los perros son “mordedores naturales» pese a que, a la hora de comer, ellos no tienen la necesidad como la tiene un herbívoro de masticar su alimento prolongadamente para poder digerirlo de forma adecuada; los perros lo degluten directamente ya que están dotados de un poderoso sistema digestivo que se encarga del resto. Al ser ellos en esencia carnívoros facultativos, si los analizamos en un estado salvaje, tras ellos cazar a sus presas, el proceso posterior de alimentarse de ellas es breve, sin embargo, es habitual que hagan sobremesa mordisqueando y relamiendo los huesos por un tiempo prolongado, más como una actividad natural de relajación y de estímulo cognitivo que de nutrición en sí. Ellos exploran el mundo a través de sus bocas y de su olfato, sobretodo los más cachorros. Para ellos existen muchos beneficios al poder contar con qué morder libremente.

Para los humanos, los tics nerviosos como morderse las uñas o la lengua suelen ser asociados con el aburrimiento, el estrés o la ansiedad como una forma de calmarse, llegando a convertirse en una conducta y hábito inconsciente, ¿alguna vez te ocurrió? Para los perros, el mordisquear objetos tiene un efecto similar, los calma y les estabiliza la energía. Aquellos que tienen una conducta obsesiva hacia morder cosas suelen ser los perros que están subestimulados física o mentalmente, en otras palabras: son perritos con un nivel moderado a alto de ansiedad. Ellos tienden a morder más objetos y con mayor frecuencia que otros perros que sí logran gastar sus energías de otra forma, como por ejemplo con rutinas de paseo habituales.

Existen varios beneficios de darle a tu perro juguetes o huesos adecuados para morder, aquí puntualizamos algunos de ellos: 

  • Es bueno para sus dientes, encías y músculos mandibulares. Los perros de edad adulta mordisquean como un método de limpieza dental y masaje de encías, mientras que los cachorros que están cambiando sus dientes lo hacen para aliviar sus dolores y molestias relacionadas a este fenómeno.
  • Les ayuda a los perritos dependientes de su guardián a aprender a estar solos. Los perros, a quienes se les da juguetes como ser los del tipo “kong” o huesos para mordisquear, son menos propensos a tener ansiedad de separación ya que estos objetos les ofrecen periodos de relajación al mordisquearlos. Se recomienda los juguetes del tipo kong, ya que estos se les puede dar para cuando estén completamente solos. No podemos decir lo mismo de los huesos, procura estar siempre cerca de ellos con estos últimos.
  • Tener los juguetes adecuados para morder disminuye considerablemente el riesgo de que muerdan cosas que no deben. Morder es su instinto natural, así que lo más probable es que lo harán con o sin tu consentimiento, por lo que es importante que, por el bien de tus objetos personales, le des a tu(s) perrito(s) juguetes que sean suyos y puedan relajarse destruyendo. Para mantener una actividad saludable procura eliminar los juguetes o huesos que ya esten rotos así evitas que traguen lo que deben. Juguetes a evitar son los huesos de cuero de vaca o conocidos como ̈Rawhide ̈ ya que al tragarlos no los digieren llevando a problemas gastrointestinales (Estreñimiento o cólicos) y tienen muchos químicos.

Ahora que conoces los beneficios que les aporta el contar con algo con qué masticar y el porqué esta conducta es tan instintiva para ellos, te recomendamos analizar en casa cómo puedes permitirles añadir esta actividad a su rutina y de esta forma permitir que tu perrito tenga su espacio de relajación y estímulo bucal.

Mvz. Paloma Medina Salas
Veterinaria de Alpha