fbpx

CONSEJOS PARA PROTEGER A TUS PERRITO DE FUEGOS ARTIFICIALES

Es muy probable que a muchos de nosotros nos encanten y gocemos del espectáculo del juego de luces en el cielo y de la adrenalina que nos genera los sonidos explosivos que emiten los fuegos artificiales en estas épocas festivas, sin embargo, es válido también tener en cuenta que casi el 100% de nuestros peludos compañeros caninos no comparten esta afición con entusiasmo, sino todo lo contrario. Es por eso que, como buen tenedor responsable de mascotas, te recomendamos tener siempre un plan para ayudar a que pasen esta temporada festiva en calma.

Importante considerar que los fuegos artificiales no solo es algo que les disgusta sino que, en algunos casos, pueden ser hasta peligrosos para ellos. Se reporta que durante las fiestas de fin de año, existe un incremento de perros perdidos extraviados de un casi 30%. Sumado a eso, las visitas a veterinarias suelen incrementarse estos días por distintos casos de salud que tienen origen a bajones inmunitarios por el sobre-estrés generado en los perros durante estas fechas como consecuencia de los famosos fuegos artificiales.

Ahora bien, ¿Cómo reconozco que mi perrito está asustado o en pánico? ¿Qué señales me dan?  

Internamente se les activa su respuesta instintiva de lucha o escape al peligro, la cual desata en su organismo una ola grande de cortisol (hormona del estrés). Hacia afuera, lo que nosotros vemos es un perrito tembloroso, encogido de miedo, babeando y jadeando mucho, caminando inquieto o escondiéndose, pudiendo ladrar constantemente o aullar, cavar el piso en casa o en el jardín, rascar frenéticamente los muebles o las paredes y, en casos extremos, orinar y defecar sin control. Algunos inclusive pueden llegar a ponerse muy agresivos como mecanismo de defensa a esta “amenaza incomprendida” por ellos. Ahora bien, si tu perrito presenta algunos de estos signos, ¿cómo puedes ayudarlo en el momento y qué puedes hacer para prevenir que el problema se agrande? 

1. Entiende su conducta

Primero hay que recordar que los perros perciben el mundo de una forma distinta a la que nosotros lo hacemos, esto incluye cómo ellos escuchan y perciben los sonidos. Ellos pueden escuchar frecuencias y sonidos 4 veces más distantes que nosotros. 

Muchos expertos creen que la razón por la que algunos de los perros más propensos a sentir pánico con los sonidos fuertes se debe a experiencias traumáticas en sus primeros meses de vida. También existe evidencia de que, además, existen factores genéticos y fisiológicos que los predisponen a este pánico (por ejemplo: los perros en la tercera edad son más propensos que en etapas más jóvenes).

Como guardián perruno es de suma importancia que aprendamos a comprender cómo nuestro perro manifiesta el miedo para poder ayudarlo de la mejor manera ya que ellos están constantemente comunicándose con nosotros mediante su lenguaje corporal. Importante también aclarar que no todos los perros sienten pánico durante los fuegos artificiales, hay algunos que poseen una mayor tolerancia al contar con un carácter más relajado. Para aportar con este tema, les comparto está escala que fue creada para saber qué tan sensible es tu perro a los sonidos: https://ipstore.lincoln.ac.uk/product/the-lincoln-sound-sensitivity-scale-for-dogs-lsss (Si gustas puedes enviarme su perfil a mi correo: [email protected] y te daré un diagnóstico de su sensibilidad).

2. Prepárate antes de los eventos

Gran parte de poder asegurar que ellos pasen unas fiestas tranquilas está en prevenir para evitar que el miedo escale a lo más alto. Esto puede iniciar desde semanas antes de la fecha utilizando técnicas de desensibilización a los sonidos fuertes (Por ejemplo: ponerles sonidos suaves de fuegos artificiales e ir incrementando el volumen de a poco), esto reforzándolo con condicionamiento positivo: así es, facilitándole algunos aperitivos (snacks) y premios durante los sonidos. Mientras más se acerca el día festivo, procura al menos 3 días antes incrementar su rutina de paseos y actividad física, así lograrás disminuir la energía reprimida, fundamentalmente en el día D (ya sea navidad o año nuevo) más que nunca su paseo tiene que ser largo y con experiencias positivas.

3. Prepara su ambiente

Asegúrate de tenerlo en un lugar seguro. Lo recomendable es tenerlos dentro de casa o en un lugar del cual no puedan escapar a las calles y donde no haya objetos que puedan lastimarlo en caso que entre en pánico. Si su sensibilidad es demasiado alta, procura buscar aislar el sonido de afuera cerrando ventanas y poniendo música o canales de televisión a un volumen bajo o tolerable para él previo a que los fuegos artificiales inicien (Recomendación importante: El canal National Geographic, durante navidad y año nuevo transmite programas de relajación para animales y personas con autismo para ayudar a bajar su ansiedad). Asegúrate de que tenga siempre agua fresca y comida a su disposición e idealmente que se encuentre acompañado.

4. Cómo calmarlo(s) en casos de pánico

  1. Técnica de relajación:  Para perritos que poseen una sensibilidad media más hacia alta, el método ideal ideal es el “Tellington Ttouch”. Este es un método que tiene usos mucho más allá que mitigar la reacción nerviosa a los fuegos artificiales, el cual es ampliamente utilizado en personas y animales domésticos. Radica en la ciencia de presión en puntos claves del cuerpo con la intención de disminuir la frecuencia cardíaca y suprimir los impulsos nerviosos. Para implementarlo necesitas una tela elástica, pueden ser chalinas, vendas o fajas (tomar en cuenta el tamaño de la tela a necesitar de acuerdo al tamaño de tu perrito).

    En la imagen de la izquierda puedes ver cómo se realiza la técnica. Un punto importante para con este método es que no funciona para todos los casos así que lo primero que debes hacer es ver si tu perro realmente lo tolera. Si un perro que ya esté en medio de una crisis nerviosa, si al aplicar este método, este causa una reacción contraria aumentando el estrés, es mejor dar marcha atrás. En general, se recomienda la aplicación de esta técnica cuando el miedo está en una fase intermedia a alta ya que si se lo aplica a un perro que está relativamente tranquilo, la efectividad de la técnica en sí disminuye. Igual es importante la aplicación de este método en un lugar tranquilo.

  2. Apoyo de su guardián: Muchas veces se acostumbra decir que si uno lo acaricia en momentos de estrés o ansiedad estamos reforzando esa conducta en lugar de eliminarla. Pero esto no es así. Si tu perrito te busca como apoyo, dale ese apoyo, que sienta tu protección en momentos en el que siente un miedo agobiante y, de a poco, intenta distraerlo con otra actividad. Por otro lado, si tu perro te pide espacio, es decir, se esconde o busca lugares con poca multitud también procura darle ese espacio, manteniéndote obviamente atento a cómo se encuentra pero evitando sacarlo de su “zona de seguridad”. Hay que escucharlos y apoyarlos como a cada perrito le sienta mejor. Algo de igual importancia es tu energía en el momento, evita exaltarte, ya que terminarás logrando que se sienta más inseguro y que se asuste aún más. En todo caso, es más efectivo que te relajes y te muestres como una fuente firme de apoyo.

  3. Medicación: La relajación farmacológica debería ser siempre la última instancia y, bajo ninguna circunstancia, debiera ser administrada sin supervisión veterinaria ya que el riesgo de una sobredosificación y de posteriores daños es muy alto. Si sabes que tu perrito es reactivo y ya has intentado anteriormente estas alternativas que te comentamos, la recomendación es contactarte con tu veterinario de confianza para establecer un protocolo seguro para su organismo. Si necesitas apoyo en esto, puedes contactarnos. ¡Con gusto te ayudamos!En fin, luego de estos días frecuentemente tenebrosos para la mayoría de nuestros peludos, toca el momento de relajación. Luego de las vísperas de nochebuena y año nuevo, es importante buscar y hacer las actividades que sepas que lo relajan más, llámese un paseo en el campo, ir a socializar con sus amigos perrunos o nadar. Sea cual sea, después de la tormenta siempre llega la calma, así que pasadas estas fechas, es momento de bajar los decibeles y volver a relajarse amigo perruno.


Dra. Paloma Medina Salas
Médico Veterinario Nutricionista
ALPHA